Instructivos de Windows

Así puedes restablecer Windows 10 a un estado inicial sin perder tus datos personales

Iniciando el proceso

El primer paso nos lleva a la «Configuración de Windows» dentro del «Menú Inicio» para lo que acudimos a la zona inferior izquierda de la pantalla buscando la rueda dentada.

 

 

Dentro de la nueva ventana ubicamos un cuadro con el nombre «Actualización y seguridad», en el cual debemos hacer click para acceder a las funciones que nos interesan.

 

 

Una vez dentro veremos un listado en la zona de la izquierda y en el mismo elegimos la opción «Recuperación». Es el apartado que nos da acceso a las opciones que inician el proceso.

 

 

En la parte izquierda de la ventana veremos un botón con el título «Comenzar» que debemos y aquí se presenta una pregunta importante, pues el sistema nos plantea si queremos mantener los archivos personales. Si vamos a vender o regalar el equipo, lo suyo es borrarlos, pero para los demás casos, mantener esos archivos suele ser lo más adecuado.

 

 

Para que no tengamos dudas y por si nos hemos despistado, el asistente ahora nos indica todas las aplicaciones que se van a eliminar, tanto las que hemos instalado desde la Tienda de Microsoft cómo las provenientes de fuentes externas. En este punto tener un listado previo de todas las aplicaciones instaladas puede ser de ayuda a la hora de volver a tenerlas disponibles.

 

 

Llegados a este punto sólo queda pulsar en el botón «Restablecer» y el sistema nos avisa que el proceso va a comenzar y una vez terminado el equipo pasará a contar con una versión restaurada de Windows limpia de aplicaciones (y en su caso de datos) que puedan causar algún problema.

El proceso durará más o menos en función de nuestro equipo y mientras se lleva a cabo hará que no se pueda usar para nada. Tendremos que esperar a que tras una serie de pasos vuelva a aparecer, ahora virgen, la pantalla de inicio de Windows.
Fuente ComputerHoy