Instructivos de hogar

Cómo arreglar un cortocircuito en casa con mis propias manos

Cómo arreglar un cortocircuito en casa con mis propias manos

¿Te ha ocurrido que al conectar algún electrodoméstico han salido chispas del tomacorriente?

No hace falta ser muy listas para reconocer que nos enfrentamos a un cortocircuito en casa.

Probablemente algunos aparatos se hayan quedado sin energía o alguna línea de los focos ya no encienda. Tranquila, eso significa que la protección en la caja de breakers ha funcionado a la perfección, pues el sistema ha cortado el paso de la energía eléctrica hacia la zona afectada.

Lidiar con cortocircuitos en casa no es cosa del otro mundo, solo es cuestión de identificar dónde está el problema, a menos que toda tu vida le hayas temido a la corriente y por nada del mundo quieras tocar cables. Entonces no te quede de otra que acudir a la siempre oportuna asistencia técnica que hoy en día te brindan muchos seguros de hogar.

En todo caso, en este post te mostraré cómo arreglar un cortocircuito en casa sin ayuda de nadie. Imagínate que un día te encuentres sola y te toque esperar largas horas a que llegue tu hijo, que para tu buena suerte estudia electricidad, o tu esposo, que ya es un experto en el tema.

¿Por qué se produce un cortocircuito?

Un cortocircuito se produce cuando unimos o se unen accidentalmente los extremos o la parte metálica de dos cables de distinta polaridad; por ejemplo, de un electrodoméstico cuando lo conectamos al tomacorriente. Esa acción provoca una súbita elevación de la intensidad de la corriente, un incremento violento del calor en el cable que podría quemarlo o incluso originar el inicio de un incendio.

Pero no solo ese choque produce un cortocircuito, te sorprenderás con estas otras causas:

  • Cuando el polvo se va acumulando en la parte del enchufe, hay riesgo de que ocurra un cortocircuito. ¿Por qué? Pues el cortocircuito a través del enchufe es provocado por las repetidas chispas que provoca la presencia del polvo o humedad en dicha parte.
  • El exceso de uso de varios equipos que dependen de un enchufe múltiple, puede causar recalentamiento y en consecuencia el incendio. ¿Por qué? Aquí tiene mucho que ver el uso exagerado de equipos dependientes del mismo enchufe, ya que además de abusar de su capacidad, puede causar una sobrecarga eléctrica, una de las primeras causas de incendio.
  • El uso de equipos con los cables enroscados puede causar sobrecalentamiento de los cables sobrepuestos y provocar un incendio.
  • Colocar objetos o muebles pesados sobre los cables pueden dañarlos, rompiéndolos y causando también cortocircuitos. ¿Estás sorprendida, no? Los cables dañados o medio rotos, crean resistencia en esos puntos provocando el sobrecalentamiento, en consecuencia, derriten la protección de los cables provocando un cortocircuito que finaliza en incendio.

Pasos para arreglar un cortocircuito

Lo primero que debes comprobar es qué aparatos estaban en funcionamiento en el momento que ocurrió el cortocircuito. Revisa los electrodomésticos, ya que si la avería se encuentra en el cordón o en la clavija que se conecta con la red eléctrica, esta será la causante de la desconexión del interruptor general o breaker. Cámbialo y comprueba que, al encenderlo nuevamente, la energía no se vaya.

Puede ocurrir que el defecto afecte a un punto de luz o a todo el circuito de iluminación, localizándose la falla en el contacto del interruptor con la red o en la bombilla, ya que éstas tienen un tiempo de duración determinado, ya sea incandescente o led.

En caso de que, una vez revisados todos los electrodomésticos y las luces, el interruptor general de nuevo se dispare, el cortocircuito puede estar en el circuito eléctrico de la casa. Este puede deberse a que el aislamiento de dos cables se ha dañado y están en contacto, por lo que se desvía accidentalmente la corriente.

Examina todas las cajas de conexión. La avería puede deberse a que un cable esté dañado y tengas que reemplazarlo. Pero ojo, no olvides bajar el breaker o cortar la electricidad para realizar el cambio Recuerda no utilizar cinta aislante para reparar un cable deteriorado, ya que puede estropearse con mayor facilidad.

¡Ah! Olvidaba algo importante.

Haz memoria si en algún momento se realizó algún trabajo en paredes, ya que puede ocurrir que se hayan dañado los conductores que se encuentran dentro de las tuberías. Si se ha dañado un cable, deberemos reemplazarlo completamente.

No olvides que cuando un cable hace cortocircuito hay probabilidades que este se queme por completo en toda su extensión, de ahí que un incendio podría consumir tu casa en minutos.

Puedes intentar comprobar la instalación y realizar las tareas más sencillas como reparar un interruptor o cambiar un enchufe. Pero recuerda que lo más importante es tu seguridad y la de tu familia, por lo que si crees que necesitarás ayuda, no corras riesgos y llama a un profesional. Ahorrarás tiempo y en muchos casos, más problemas.

Ten presente que siempre puedes contar conmigo para asesorarte en estos temas de seguridad en el hogar que son tan difíciles, y ante cualquier duda, no dudes en escribirme.