Receta

Como hacer Dulce de lechosa

Receta casera del dulce de lechosa, se prepara con lechosa verde, papelón (panela, piloncillo), azúcar, y especias dulces.

Esta es una receta económica, y en casi todos los hogares venezolanos se ha preparado al menos una vez. En lo personal, nunca he probado dos dulces de lechosa, iguales. Cada familia tiene su propia receta y sazón. Para preparar dulce de lechosa solo necesitas: lechosa o papaya verde, papelón, azúcar y especias dulces.

El dulce de lechosa es muy rendidor, y usualmente se preparan dos lechosas. En este punto, te preguntarás, ¿y por qué preparan tanto? La respuesta es una sola, para obsequiarlo, un frasquito con dulce de lechosa suele ser un bonito detalle navideño, que se intercambia entre familias, y amigos. También el dulce de cabello de ángel, que es bastante similar, e incluso tiende a confundir a algunos.

Luego de preparado el dulce de lechosa, es envasado en potes de vidrio reciclados, específicamente, en potes de mayonesa. No sé cuantos frasquitos llenos de esta gloria llegaron a mi casa en la infancia, pero sin duda fueron decenas. Mi abuela preparaba un caldero grande de dulce de lechosa, y le regalaba un frasquito a cada una de sus amigas mas cercanas, y ellas en la mayoría de las ocasiones, le regalaban otro frasquito, pero de su dulce de lechosa.

Esto podría parecer un poco extraño pero lo cierto es que ninguno sabia igual. Aunque en ocasiones teníamos más suerte, y el intercambio se realizaba por cualquier otro dulce, como dulce de higos, cascos de guayaba o incluso, dulce de cabello de ángel con piña.

Secretos para un Dulce de Lechosa perfecto

1. Si hiciera una lista de los aspectos más deseables en un dulce de lechosa, sin duda, tendría los siguientes elementos: las rebanadas de lechosa deben lucir translucidas, de tamaño similar, y de consistencia firme. Para lograr esto es importante que tomes en cuenta los siguientes consejos, los cuales empiezan por la elección correcta de la lechosa. Debes seleccionar un par de lechosas verdes, mientras mas verdes mejor, es imposible hacer esta receta con lechosa maduras o pintonas. El interior de la lechosa debe lucir blanco, casi en su totalidad. Un par de horas antes de empezar a preparar el dulce, debes hacer finas incisiones en la piel de le lechosa con un cuchillo afilado.

Notaras que empieza a brotar un líquido de aspecto blanquecino de la piel de la lechosa. Este liquido puede ser un poco urticante, así que conviene enjuagar la lechosa bajo agua corriente antes de comenzar, y utilizar guantes de látex en todo este procedimiento.

2. Para que las rebanadas de lechosa se cocinen de manera homogénea, debes cortar todas las rebanadas de ancho y largo similar. Las medidas ideales son entre 5 y 7 cm de largo por unos 1 cm de espesor.

3. El secado de la lechosa. Este paso, para algunas personas era opcional, pero para mi abuela era la clave de toda la receta. Yo coincido con las abuelas, esta es la clave, aunque solo coincido en el “que”, no en el “como”.  Para obtener una consistencia casi crujiente en el dulce, además de usar lechosa muy verde, se debe deshidratar primero un poco la capa externa de las rebanadas de fruta.

¿Y como se hace eso? Si esta pregunta la respondiera mi abuela, le diría que debe poner las rebanadas de lechosa al sol por al menos seis horas. Ella las solía colocar las rebanadas dispuestas uniformemente en una bandeja metálica, luego tapaba la bandeja con una fina malla metálica para evitar la visita de insectos, y colocaba la bandeja al sol.

Si esto no era poco mimo, cuidaba la bandeja de manera sorprendente a lo largo del día, moviéndola de un lado a otro del patio de la casa, para obtener los mejores rayos de sol, hasta que la lechosa se deshidrataba. Yo en cambio, encontré una técnica rápida e infalible. Coloco las rebanadas de lechosa en una bandeja metálica, y las introduzco en el horno, a la mínima temperatura por un par de horas y obtengo casi el mismo resultado. Si usas mi técnica, debes abrir el horno cada 20 minutos para dejar salir el vapor.

4. El papelón y las especias. El papelón (piloncillo o panela) es lo que otorga el color dorado tan apetecible a este dulce. Si no tienes papelón, porque en muchos países no se consigue, puedes hacer la misma cantidad de melado oscuro con azúcar morena y clavo de olor molido. Un par de hojas de higuera cocidas en el almíbar le dan un sabor realmente especial a este dulce, pero si, son bastante difíciles de conseguir.

5. Por último, la conservación. El dulce de lechosa, si es envasado al vacío, aunque el procedimiento sea artesanal puede durar dos o tres meses en la nevera, sin abrir el frasco.  Aunque este dulce se consume muy rápidamente. Lo ideal es usar frascos de vidrio, con tapa enroscable. Deben estar totalmente limpios y secos.

Con todo esto claro, ya podemos hacer dulce de lechosa facilmente.