Receta Recetas Cocina

Flores fritas de Carnaval o Semana Santa

Ingredientes

  • 300 g. de harina de trigo
  • 500 ml de leche entera
  • 3 huevos grandes
  • Una pizca de sal (5 g)
  • La ralladura de 2 limones
  • 1 copita de anís (75 ml ) más o menos dependiendo de vuestro gusto.
  • 2 l de aceite de girasol (para freír)
  • 1 cucharadita de azúcar (15 g)
  • Azúcar para espolvorear y decorar
  • Un molde hierro con forma de flor

Descubre cómo hacer flores fritas, floretas o florón y hojuelas de Carnaval o Semana Santa. Este dulce propio de las fechas de Carnaval o Semana Santa tiene forma de flor gracias al molde de hierro freímos este postre. Pertenece a la familia de las «frutas de sartén«, al igual que las hojas de limón o de naranjera y las orejas de Carnaval, deliciosas masas crujientes y fritas aromatizadas con los cítricos que vienen con la primavera.

Estas flores son tradicionales en la Mancha, Extremadura, Galicia y otras zonas de España y es conocido con muchos nombres: Flores manchegas, flor de Lis, floretas (que suelen llevan miel), florón o las famosas hojuelas (similares a las flores y orejas).

Como casi todas las buenas cocineras su receta es a ojo y dependiendo de las flores que necesite hace más o menos masa. La receta la aprendió de su madre y en las fechas de Carnaval se pasaban muchas tardes haciendo flores, filloas y orejas, como se siguen haciendo en muchas zonas de Galicia. En su última tanda de flores ha apuntado las cantidades exactas para que nos salgan a todos/as la receta de rechupete.

Preparación de la masa de las flores

  1. Lavamos los limones que vayamos a elegir para darle sabor a nuestras flores, secamos. Rallamos los limones sin coger la parte blanca del limón para que no amargue y reservamos.
  2. Batimos en un bol los huevos con el azúcar hasta que blaqueen. Reservamos.
  3. Añadimos al bol con los huevos, la leche, un pellizco de sal, la harina de trigo, la ralladura de los limones y la copita con en el anís. Batimos hasta que nos quede una crema de la consistencia densa parecida a la de las natillas o a la de las filloas. Ni espesa ni líquida y muy importante, sin grumos.
  4. A esta crema le iría bien un poco de reposo. No es necesario pero como en el caso de las filloas la crema se asienta y luego queda mejor. Con media hora es más que suficiente. Un pequeño truco para que os salgan un poco mejor.

Preparación de las flores. Fritura

  1. Para poder hacer las flores debemos de tener un molde especial de hierro con forma de flor, mariposa o estrella que lo encontraréis en ferreterías o tiendas de cocina. Si es bueno os dura toda la vida como las churreras, seguro que habéis visto la receta de los churros. Imaginaros que es de la época de su madre y aún sigue cumpliendo su función, seguro que por muchos años más.
  2. Ponemos una sartén honda o una cazuela con abundante aceite de girasol y calentamos a fuego medio. Cuando el aceite está caliente colocamos el molde para las flores dentro.
  3. Cuando el molde ya se encuentre muy caliente introducimos el molde en la crema pero sin llegar al borde, sólo un centímetro de su altura más o menos, este dato es muy importante para que la flor se desprenda luego sin dificultad.
  4. Introducimos el molde impregnado con la masa en la sartén y lo apoyamos en el fondo de la misma y pasados unos segundos al levantar el molde. Se desprenderá la flor de carnaval y se quedará en la sartén. Al principio, la primera y segunda flor suelen resistirse, así que movemos lentamente el molde para que se vaya despegando, las siguientes salen solas.
  5. Cuando esté despegada, la dejamos unos instantes que acabe de freírse y la sacamos cuando está dorada.

Presentación final de las flores

  1. El proceso es muy rápido y debemos controlar que el aceite no se nos queme pues tenemos que conseguir que las flores nos queden crujientes y de color dorado.
  2. Eso se consigue con la temperatura exacta del aceite. Si quedasen restos de masa los sacamos con la espumadera para evitar molestias a la hora de freír. Sólo nos queda espolvorear con azúcar al gusto o como me gusta a mi con un poco de azúcar glass.
  3. Dejamos enfriar y degustamos frías que es cuando más crujientes están, simplemente deliciosas.

Consejos para unas flores de rechupete

Esta receta es para hacer una cantidad de crema nos dará para unas 48 flores, como veis para que nadie se quede sin ganas de comer flores, un postre para los más larpeiros o golosos.

Como truco final el molde no debe lavarse nunca en lavavajillas. Sólo se guarda en papel de estraza y en una bolsa de plástico.