Sabías qué

Sabías qué :Cómo se llama el árbol más grande del mundo

El árbol más grande del planeta forma parte de la familia de las secuoyas, una de las especies más altas y longevas del mundo natural.

En 2006 unos excursionistas que caminaban por el Parque Nacional Redwood (California), de más de 500 kilómetros cuadrados, descubrieron a este ejemplar, una secuoya roja (sequoia sampervirens) que superaba todos los récords conocidos. Gracias a sus 115,85 metros de altura recibió el nombre de Hyperion, que en la mitología griega hace referencia al hijo de Urano (dios del cielo) y de Gea (diosa de la Tierra).

Hyperion tiene alrededor de 600 años y más de dos millones de hojas. Asimismo, está acompañado de otras secuoyas gigantes, Helios e Ícaro, de 114 y 113 metros, respectivamente, además de otros árboles que rozan el centenar de metros de altura.

Con su descubrimiento le arrebató el título al anterior campeón, el Stratosphere Giant, una secuoya roja de 113,11 metros de altura situada en el mismo parque nacional.

Con el objetivo de proteger a Hyperion y evitar actos vandálicos, la ubicación del árbol más grande del mundo no se ha hecho pública. Para seguir velando por su conservación, lo mejor es no intentar dar con él.

Las famosas secuoyas de California

Las secuoyas son una especie endémica de América del Norte, sobre todo en California. También pueden encontrarse ejemplares en Nueva Zelanda, Gran Bretaña, Italia y Portugal.

Se trata de un árbol robusto y de hoja perenne que destaca por su capacidad de crecimiento y por su esperanza de vida: se estima que pueden vivir más de 1.800 años. El récord de longevidad conocido lo tiene la secuoya President, de 3.200 años y situada en el parque nacional de las Secuoyas, en California.

Actualmente, la secuoya está catalogada como una especie en peligro de extinción debido a la desforestación y la urbanización de los bosques. Sin embargo, cada vez hay más iniciativas y acciones que tienen el objetivo de preservar estos árboles creando áreas protegidas en las que se prohíbe la tala.